Proyecto

Nuestra especie ha venerado su propia capacidad de trascenderse y perdurar desde el momento en que fue consciente de que la reproducción era la base de todo, y por ende la menstruación. Pese a ello, muchas culturas en la antigüedad consideraron el placer sexual más allá del simple hecho reproductivo. Mi intención con este trabajo es no sólo recuperar o abordar la filosofía de algunos de aquellos pueblos, sino crear una crítica actual, respecto a cómo nos relacionamos con las sexualidades y los fluidos vinculados a los cuerpos menstruantes. La menstruación ha tenido diversas lecturas en el tiempo, dependiendo su contexto, y es justo en la presente investigación, que forma parte de un compendio de textos mucho más extensos, que me enfocaré en recuperar, reivindicar, transformar, retransformar y representar, algunas de ellas. Aquellas que se conectan con el mundo subterráneo ligado a les muertes. Ese mundo que se ha plasmado en la mayoría de las manifestaciones artísticas de la humanidad, pese a que tan sólo nos han llegado unas cuántas.

 
En un tiempo donde la menstruación es aún considerada como algo abyecto, como un tabú que nos enseñan a ocultar y silenciar, es necesario que les artistas inclinemos la balanza hacia el otro lado y reivindiquemos el valor de una de las cosas que nos definen como cuerpos menstruantes y como sapiens: la conciencia de tener la llave de la sangre. Abordar el tema de la menstruación como proceso y material creativo como herramienta de trabajo, de producción, de crítica, reivindicar el imaginario mitológico en las diversas culturas que tienen la clave que emerge desde el inconsciente personal y colectivo.

.

Idiomas »
× ¿Hola?